Este ha sido el mejor disco debut de la banda en 45 años.

En las últimas semanas Iron Maiden ha demostrado porqué es una de las bandas más importantes de la historia del rock. No solo lanzó un álbum muy aplaudido que sorprendió a mucha gente, ahora lidera las listas de ventas y está por encima de los lanzamientos de Drake y Kanye West, quienes mandan en el mundo del pop.

Senjutsu, alcanzó la posición número tres en la lista de Billboard, algo que ni Powerslave (1984) ni The Number of the Beast (1982), lograron en sus debuts y actualmente lidera la venta de discos físicos en 11 países. Según Rolling Stone, el 90% de todas las ventas del disco han sido físicas y esto se debe a tres cosas: una gran estrategia de publicidad y expectativa, a que la disquera BMG puso los CDs y vinilos en las tiendas Target y Wal-Mart y, principalmente, al cariño que los fans le tienen a la banda.

Iron Maiden ha sabido muy bien cómo ser más que una banda y convertirse en una marca, que ahora le está apuntando a nuevas generaciones, porque la idea no solo es dominar el mercado de los físico, sino de las reproducciones digitales. Y por la calidad musical de Senjutsu, seguramente lo logrará en poco tiempo.

Menú